La enseñanza de la Técnica de Lanzamiento de Peso entre los 14 y 16 años

Manuel Martínez Gutiérrez

Descripción general de las etapas de formación en las especialidades de lanzamientos

El comienzo de la formación en los lanzamientos ha de ser relativamente temprano, a partir de los 10 años se puede hacer sin problemas una iniciación, sin olvidar la importancia de que el niño conozca y practique todas las especialidades del atletismo en sus primeras etapas, es decir, deben empezar siendo atletas de pruebas combinadas.

A mi ex-entrenador y maestro Calos Burón, le gusta poner como ejemplo las figuras geométricas a la hora de explicar una progresión de conocimientos. Así comenzaríamos hablando de la pirámide, es la etapa que va entre los 9 y 13 años, en ella trabajaremos aspectos básicos como la propiocepción, coordinación o equilibrio, la herramienta principal de este periodo es el juego, pero un juego en el que siempre esté presente la técnica de las pruebas atléticas, podemos denominarlo, periodo de iniciación.

A continuación vendría la figura del cubo, es la etapa entre los 14 y 16 años, momento en el cual los atletas tienen que empezar a elegir, cuales son las especialidades que más se ajustan a sus condiciones. En este periodo, los juegos van poco a poco transformándose en ejercicios de aplicación técnica destinados a la interiorización, por parte del atleta, de un movimiento complejo, la mejor forma de aproximación a este tipo de gestos es la analítica, de este modo el deportista puede ir descubriendo el modelo paso a paso, haciendo su propio mapa mental, a este periodo lo vamos a llamar de perfeccionamiento.

El siguiente sería el poliedro, es decir la etapa de especialización y estaría entre los 17 y 19 años, en esta fase el atleta ya esta centrado en una sola prueba y el trabajo de mejora de la condición física empieza a tener la misma o más importancia que el de mejora técnica, ya que el modelo técnico en estas edades debe estar asentado, tan solo buscaremos, las adaptaciones personales necesarias para conseguir los mejores resultados.

A partir de los 20 años, la figura geométrica representativa sería el icosaedro, el lanzador ya esta preparado para el alto rendimiento, el objetivo principal de este periodo es la automatización del gesto, para lo que solo existe un camino, la repetición. Además se tratan aspectos más abstractos de la preparación como las sensaciones, la actitud, La motivación, visualización, las rutinas de comportamiento o tácticas para antes, durante y después de la competición.

El Lanzador/a de peso en la etapa de formación
entre los 14 y 16 años:

En este articuló me centraré sobre la etapa de perfeccionamiento de los lanzadores de peso, se trata de un periodo crítico en la formación del atleta, es el momento en el que debe aprender el gesto técnico y si lo que le enseñamos es un movimiento erróneo esa información será muy difícil de borrar, del mismo modo, si es un movimiento correcto el deportista se asegurará una buena técnica para toda su carrera.

Por eso, el trabajo técnico en esta fase tiene prioridad por delante de cualquier otro, no quiero decir que se ignore la condición física, pero debe estar en un segundo plano y siempre al servicio de la mejora técnica.

Este es un ejemplo de los parámetros que un lanzador/a de peso con nivel internacional debe tener a los 16 años:

Mujeres  Hombres
 Estatura  1,75 m.  1,90 m.
 Peso  85 Kg.  105 Kg.
 Salto pies juntos  2,50 m. 3,05 m.
 Lanzamiento dorsal 16,50 m. 3 Kg. 19,50 m. 5 Kg.
 30 m. lisos 3″5 3″2
 Parado 15,50 m. 3 Kg. 18,00 m. 5 Kg.
 Completo 17,00 m. 3Kg. 20,00 m. 5 Kg.
Figura1

Quiero destacar que no hay ningún ejercicio de halterofilia en la tabla, porque con esta edad, el trabajo con pesas debe ser de aprendizaje técnico y no puede tener como objetivo la mejora de la fuerza máxima, no quiero decir que los lanzadores en este periodo no vayan al gimnasio, al contrario, deben iniciarse sin falta en este tipo de ejercicios para preparar el duro trabajo que les espera, del mismo modo que una buena iniciación al gesto del lanzamiento proporciona seguridad técnica para toda la vida deportiva, una buena iniciación a los movimientos del trabajo de fuerza evitará lesiones y permitirá trabajar con mayores cargas en el futuro.

Técnicamente en este periodo el lanzador de peso debe acabar dominando la estructura general del gesto y sabiendo diferenciar las fases del mismo, prestando mayor importancia a la parte final del movimiento, desde el momento de la llegada del desplazamiento, hasta la suelta del artefacto.

En esta especialidad, como se puede apreciar en la tabla anterior, la parte final del gesto que denominaré a partir de ahora lanzamiento de parado supone entre el 80 y el 95% de la marca de competición, lo cual demuestra sin ninguna duda la importancia del mismo.

Aproximación al modelo técnico de perfeccionamiento
en el lanzamiento de peso

Lanzamiento de parado desde un punto de vista analítico:

Posición inicial o doble apoyo

figura2

Figura 2

Trabajo del brazo izquierdo

fig

Figura 3

Trabajo de la pierna derecha

figura

Figura 4

Trabajo del hombro derecho

figura5

Figura 5

Este es el esquema mental básico que el atleta (voy a hablar siempre en caso de lanzador diestro) debe tener en cuanto la secuencia de movimientos que componen la cadena cinética del lanzamiento de parado, para conseguir la interiorización de este mapa se pueden utilizar multitud de ejercicios y juegos de aplicación.

Mi propuesta es hacer una progresión de ejercicios que vayan de lo más sencillo a los más complejo, comenzando por el último tramo del recorrido para ir aumentando la dificultad hasta llegar al gesto completo. Los ejercicios serían:

Lanzamiento Frontal

El lanzador/a deber estar colocado mirando de frente a la zona de caídas, en la posición llamada de arco tenso, la puntera de los pies debe apuntar en la dirección del lanzamiento, el trabajo es principalmente de hombro y brazo derechos. En este ejercicio cuidaremos sobre todo dos aspectos, uno es que el atleta tenga un buen agarre de la bola, con el centro de gravedad apoyado en la base de los dedos, el otro que el hombro y no el brazo derecho sea el que impulse la bola.

Lanzamiento Lateral

En este caso el atleta se sitúa de lateral con la puntera de los pies en perpendicular a la dirección del lanzamiento, separados a la altura de los hombros, el pie derecho debe estar ligeramente adelantado para permitir la acción del giro de la pierna derecha. El ejercicio comienza flexionando las piernas hasta 90º, a continuación se inclina el tronco 45º hacia atrás y desde ahí comienza el lanzamiento con la acción de giro de la pierna derecha, para acabarlo con el avance del hombro derecho. Los principales aspectos a los que debemos prestar atención en este ejercicio son: el orden correcto y la separación de fases, es decir, flexión de piernas, inclinación de tronco, trabajo pierna derecha, trabajo hombro derecho, en ese orden. Tampoco debemos descuidar la pierna izquierda que en este caso actúa como freno del movimiento, su función es parecida a la de una pértiga.

Lanzamiento de parado

La progresión didáctica se va complicando y en este ejercicio tenemos que añadir a la flexión de piernas y torsión de hombros del anterior, la inclinación de tronco buscando la posición óptima para el lanzamiento sin desplazamiento. El orden de ejecución sería flexión de piernas hasta 90º, inclinación de tronco 45º hacia atrás y torsión de hombros 45º, con eso conseguimos una óptima posición de partida para el impulso. Desde ahí la secuencia de la cadena cinética para un lanzador diestro es, lanzamiento de brazo izquierdo, giro de pierna derecha y avance de hombro derecho. Los aspectos a tener en cuenta son: aguantar la mirada en dirección contraria al lanzamiento todo lo que sea posible, conseguir una buena torsión de tronco e insistir en que la bola se acelera principalmente con el hombro (Tronco) y no con el brazo derecho.

Modelo técnico del desplazamiento en el estilo lineal:

Posición inicial

figura6

Figura 6

Extensión de piernas

figura7

Figura 7

Recogida pie de apoyo

figura8

 Figura 8

Este es el esquema mental básico que el atleta debe tener en cuanto la secuencia de movimientos que componen la cadena cinética del desplazamiento lineal, para conseguir la interiorización. Como ya he dicho, se pueden utilizar multitud de ejercicios y juegos de aplicación.

Mi propuesta al igual que en el parado sigue siendo analítica para lo cual descompondremos el gesto en dos y haremos los siguientes ejercicios de aplicación:

Extensión.

El atleta se coloca en la posición inicial que se aprecia en el dibujo de la figura 6, con la pierna flexionada 90º, el tronco inclinado 45º hacia atrás y la vista fija en un punto situado en el suelo, a unos 5 metros detrás del círculo. Es importante mantener la espalda recta en esta posición. El ejercicio consiste en extender completamente ambas piernas, a la vez que avanzamos el pié izquierdo buscando la parte delantera del círculo. Debemos vigilar que la inclinación de 45º del tronco se mantenga durante todo el ejercicio y que la separación final de los pies sea bastante grande, también es importante indicar que debemos dejar el talón del pie derecho fijo en el suelo.

Recogida.

El siguiente trabajo es la continuación del anterior, comenzando a partir de su posición final, es decir piernas completamente extendidas, tronco inclinado 45º hacia atrás y vista fija en un punto a 5 metros detrás del circulo, desde ahí el atleta deberá recoger el pie derecho impulsándose con el talón, con el objetivo de conseguir un desplazamiento raso, lo más cercano al suelo que sea posible, hasta alcanzar la posición inicial del lanzamiento de parado. En este gesto debemos buscar la inclinación del tronco de 45º, que el recorrido del pie derecho sea lo más cercano a suelo posible y que a su llegada ya haya girado 90º en la dirección del lanzamiento.

Modelo técnico del desplazamiento en el estilo giratorio

Posición inicial

figura9

Figura 9

Primer paso

figura10

Figura 10

Segundo paso

figura11

Figura 11

Por último, este es el esquema del desplazamiento en el estilo giratorio, para conseguir su asimilación también se pueden utilizar multitud de ejercicios y juegos de aplicación.

Mi propuesta al igual que en el parado y el desplazamiento lineal continua siendo analítica y de nuevo descompondremos el gesto en dos, dando como resultado los siguientes ejercicios de aplicación:

Primer paso

La posición inicial del desplazamiento giratorio es ligeramente diferente a la del lineal, seguiremos flexionando las piernas hasta los 90º e inclinando el tronco hacia atrás 45º, pero en este caso, los pies se separan a la altura de los hombros para conseguir una posición estable en el inicio del giro. El ejercicio consiste en llevar con velocidad el pie derecho, al centro del circulo, con un movimiento giratorio descendente, a la llegada del pie al suelo la línea dibujada por la pierna izquierda y el tronco debe ser una recta inclinada 45º en la dirección del lanzamiento. Los ítems importantes en este movimiento son: mantener los hombros siempre en paralelo al suelo, fijar el eje de rotación sobre la puntera del pie izquierdo y lanzar por delante del resto la pierna derecha, es ella la que debe generar el movimiento.

Segundo paso

En este ejercicio se incluye el anterior es decir primero hacemos el primer paso, a continuación realizamos el impulso y recogida de la pierna izquierda. Al mismo tiempo o incluso un poco antes de que el pie derecho alcance el centro del circulo, la pierna izquierda ya tiene que estar buscando con velocidad su parte delantera, con un movimiento rápido y raso, de este modo conseguiremos una buena acumulación de inercia y una efectiva posición de inicio para la siguiente fase del lanzamiento. Los principales aspectos a controlar en este trabajo son: fijar el eje de giro en el centro del circulo sobre la pierna derecha, inclinación de tronco estable en 45º, velocidad máxima en la recogida de la pierna izquierda.

Otros conceptos básicos de la técnica

Las variables físicas que influyen en el resultado del lanzamiento de peso son tres: Ángulo de salida, altura de salida y velocidad de salida. Pero sin duda la más determinante es la velocidad, aunque si nos salimos del ratio 35º/45º en el ángulo de salida del artefacto, el resultado final se verá gravemente afectado. La altura de salida está condicionada por la estatura del lanzador o por el ángulo, aunque si tiene incidencia en el resultado es un factor difícilmente mejorable con el entrenamiento, por lo que la velocidad de salida es el caballo de batalla de esta especialidad.

Otros objetivos básicos de la técnica son: Empezar en el punto más bajo y más retrasado posible y acabar en el más alto y más adelantado. Intentar que la bola describa una línea lo más recta posible en el caso del lineal y una curva lo más estable en el caso del giratorio. Que el movimiento tenga una progresión uniformemente acelerada, es decir no podemos empezar al 100% de velocidad. Todos los movimientos de impulso debe acabar a la vez, dando una sensación de parón brusco, con el objetivo de que el artefacto acumule toda la inercia.

También es importante hacer entender al atleta que el peso no es una especialidad de fuerza, aunque se necesite una gran fortaleza para realizarla, es una actividad en la que predominan la técnica y la velocidad, por eso debemos desterrar la búsqueda de la sensación de fuerza durante el lanzamiento, iremos mejor en busca de la aceleración y el gesto correcto.

Programación y distribución del trabajo técnico.

Desde mi punto de vista, en esta etapa la formación debe primar por encima del resultado y por eso la programación tiene que dibujar una línea de curvas suaves en la distribución de volúmenes e intensidades, buscando la mejora a largo plazo, se trata pues de realizar un trabajo de base con progresión más acusada en el volumen y menor en la intensidad.

Según esta filosofía en el trabajo técnico daremos más importancia en esta fase al lanzamiento de parado, constituyendo un porcentaje de entre el 60 y el 80% de los tiros de cada sesión.

Ejemplo de distribución de lanzamientos por sesión.

 Ext. Int. Pre. Com.
 De parado 80% 70% 60% 60%
 Con desplazamiento  20% 30% 40% 40%
Figura 12

Ejemplo de porcentaje de distribución de volumen
por meso-ciclos y micro-ciclos.

 Mes 1 Ext.  Mes 2 Int. Mes 3 Pre. Mes 4. Com.
 Técnica  65-70-75-80%  65-70-80-90%  65-80-70-60%  50-50-50-50%
 Semanas  1-2-3-4  1-2-3-4  1-2-3-4  1-2-3-4
Figura 13

El100% de volumen serián 80 lanzamientos por sesión, con tres sesiones a la semana.

Hexálogo de principios para el entrenamiento

Principio de innovación

Es muy recomendable introducir variaciones a los ejercicios propuestos, (siempre respetando la filosofía de los mismos) con ello conseguiremos cumplir dos de las reglas básicas del aprendizaje, por un lado haremos más entretenido el entrenamiento y por otro estaremos provocando un nuevo estimulo que obligará al atleta a pensar, con una o dos variaciones de ejercicio por macro-ciclo es suficiente, es tan malo no cambiar nunca, como estar cambiando constantemente.

Principio de constancia

Una de las claves del éxito en cualquier proceso educativo es la repetición, el atleta debe encontrar por si mismo, con la ayuda de la retroalimentación externa proveniente del entrenador, la adaptación del modelo técnico ortodoxo que mejor se amolde a sus características físicas y psíquicas.

Principio de superación

Es otro aspecto ineludible en la carrera hacia el éxito, todos los días el binomio atleta-entrenador tiene que buscar un nuevo reto, tienen que ser capaces de hacer algo que no habían hecho antes, una repetición más, un detalle nuevo de la técnica, un centímetro más, un kilogramo más, en este caso la ambición es imprescindible y el conformismo un mal síntoma.

Principio de honorabilidad

El atletismo ante todo debe ser una actividad educativa, honorable y formativa, el deportista debe mostrar respeto hacía todas las personas con las que se relacione y ser un buen ejemplo para los además, es una responsabilidad del entrenador inculcar en sus pupilos la práctica del deporte limpio, solo puedes ser un campeón de verdad cuando ganas con tus propios medios, sino estas engañando a los demás y a ti mismo.

Principio de autocrítica

La evaluación de la mejora en el atletismo, por suerte, es absolutamente tangible, el cronometro, los kilogramos y la cinta métrica, nunca nos mentirán. Por eso es imprescindible hacer controles de capacidad de forma regular, para tener datos objetivos de la progresión del atleta. La cadencia más recomendable es al finalizar cada uno de los meso-ciclos y las pruebas de control en esta etapa serían las de la tabla de la figura 1.

Principio de compensación

Debido a la extrema especificidad de esta especialidad se hace imprescindible un trabajo de compensación, tanto en ejercicios de técnica como de condición física, es un detalle que se suele descuidar, pero si no lo hacemos estaremos condenando a nuestro atleta a la lesión crónica o incluso a la lesión grave. Por eso es recomendable incluir en todas las sesiones de técnica algunos lanzamientos con la mano débil, al menos el 20% del total del volumen de la sesión.

Conclusiones

En mi opinión el aprendizaje de la técnica de lanzamiento de peso entre 14 y 16 años es el tema fundamental en la preparación del atleta y todo el trabajo debe estar sometido a ese objetivo.

El niño con esta edad tiene un capacidad cognitiva ideal, sin embargo su desarrollo físico aun no ha terminado, por eso hemos de aprovechar el momento para insistir en este tipo de trabajo.

También hay que tener presente que aunque la capacidad de esfuerzo ya es alta en estas edades, no debemos exagerar en el volumen, sobre todo en el apartado de condición física.

El objetivo final de esta etapa de formación es que el lanzador tenga un dominio medio de la técnica y controle los conceptos generales del modelo ortodoxo que he descrito en este articulo e incluso ya haya empezado ha hacer alguna adaptación personal. Además debe haber hecho una iniciación a la técnica de los ejercicios de fuerza general arrancada, cargada, pectoral, hombro, sentadilla y subidas a banco, para poder empezar a trabajar de forma más seria la condición física.

De este modo tendremos bien encaminada la carrera deportiva de nuestro atleta.

Fdo: Manuel Martínez Gutiérrez

ESTUDIO DE LOS LANZAMIENTOS ESPAÑOLES – Categoría femenina y conclusiones (parte 2ª)

Antonio Simarro,
Adjunto de contenidos del sector de lanzamientos

2. -CATEGORÍA FEMENINA

Esta segunda parte complementa el análisis realizado a los hombres en el artículo precedente.

2.1   Categoría cadete

Manteniendo la misma filosofía ya explicada, y tomando como meta el aprendizaje de la técnica, se observa que ninguna lanzadora alcanza la categoría “internacional” aunque debemos insistir que esto no es lo más importante. Destaca M Loinzu en martillo con una marca por encima de 50m lo que la lleva a situarse en un nivel europeo base con 890 puntos.

Si analizamos, en esta ocasión la progresión de Úrsula Ruiz vemos que en esta categoría lanzó 12,55m con 3kg otorgándole la categoría de Nacional II.

 

  • Categoría juvenil

En la categoría juvenil, a diferencia de lo que se ha dicho en referencia a los muchachos, ha de tenerse en cuenta que las chicas, por su desarrollo biológico, están en general, mejor predispuestas y por lo tanto están más preparadas para asimilar mayores cargas de trabajo. Por tanto y siempre con carácter general, habrá de tenerse en consideración esta idea a la hora de plantear buenas cargas de entrenamiento, (pongamos que las chicas van una categoría por delante de ellos, es decir, que lo que es bueno para un chico juvenil, es muy recomendable para una chica cadete). El rendimiento debería pues verse muy incrementado ya que, por ejemplo el artefacto de martillo, jabalina y peso se mantiene, mientras que el de disco solo gana 200 gramos. Se debe perseverar, no obstante el trabajo sobre la consolidación del modelo técnico. En general dada la poca variación de peso del artefacto con las mujeres, sí que resulta más importante el hecho de que vayan mejorando todos sus registros de manera clara. Por tanto el hecho de que aparezca una lanzadora en los niveles superiores puede casi garantizarnos un futuro muy prometedor para ella, caso, por ejemplo de June Kintana (atleta entrenada al igual que M Loinzu por I. Maiezcurrena) que se encuentra en un nivel internacional con 1025 puntos. Además de June sobresale Aranza Moreno, única atleta, por el momento, que se encuentra en el nivel Olímpico y casi Mundial.

Suly lanzó con 17 años 13,41m pero con la bola de 4kg lo que hubiese supuesto alrededor de 14,90 con la de 3kg situándole en el nivel europeo base.

 

  • Categoría júnior

Igual que ocurre con los chicos, esta categoría vuele a ser clave. En efecto la capacidad de mejora de un atleta júnior viene determinada por las marcas que obtenga en esta categoría. Ya se ha explicado con anterioridad la importancia del logro de buenos registros en estas edades. Por ejemplo Mercedes Chilla alcanzó los 50,80m con la jabalina antigua (nivel europeo y 930 puntos) y en categoría senior –hasta este momento, ya que se encuentra recuperándose de una grave lesión, y a la que deseamos una pronta recuperación- ha logrado llevar el récord español hasta 64,07m lo que las situaría, en la actualidad, con 1440 puntos en puertas del nivel mundial). Al igual que con los chicos, el modelo técnico acaba por fijarse y la condición física ha de alcanzar niveles muy importantes (los artefactos alcanzan sus mayores pesos).

Merece tenerse en consideración que aparezcan 5 atletas con categoría europea o más. Destacando B Toimil en peso y L Parada en jabalina en el nivel internacional con 1040 y 1060 puntos respectivamente. Por grupos de pruebas el lanzamiento de disco destaca con la presencia de 6 atletas con buenos niveles.

Suly lanzó con 19 años 15,36m fijándola en el nivel internacional.

 

 

  • Categoría promesa

La constante mejora de la condición física debería ser básica para seguir mejorando (recordemos que en la  categoría anterior terminan los ajustes en cuanto a peso de los artefactos). La técnica individual debería estar completamente fijada.

Por desgracia, en esta categoría no existe ninguna atleta que destaque sobre las demás de manera clara, siendo además, la segunda peor media. Resulta preocupante pero a la vez esperanzador, que las categorías juvenil y junior vengan, por detrás, con mejores medias

Lidia Parada estaría en mejor posición con 52,30m en lanzamiento de martillo con 810 puntos y nivel europeo base.

Suly lanzó, en esta categoría 16,13m emplazándola en puertas del  nivel internacional.

 

  • Categoría senior

Al igual que con los hombres, la categoría senior (acumulando atletas de otras categorías) alcanza medias interesantes y cuenta con buenas atletas. Deberíamos tener en el máximo nivel a Mercedes Chilla. Suly Ruíz, Berta Castells y Laura Redondo deberían acercarse a los niveles olímpicos. Por su parte Nora Bicet también debería instalarse en la categoría internacional. En cuanto a Sabina Asenjo que ha comenzado la temporada con buenos registros pronto sobrepasará el nivel Nacional I. En cuanto a las jóvenes, tanto Belén Toimil, Lidia Parada, Aranza Moreno y otras más tienen mucho margen de mejora.

Al igual que con los hombres la media de puntos es la mayor (770 puntos)

Suly ha lanzado hasta el momento 17,99m lo que la sitúa  claramente en el nivel internacional y con grandes posibilidades, junto a su entrenador, de alcanzar cuotas más altas

 

  • A modo de resumen

 Siguiendo la misma metodología que con los hombres, en un primer análisis por categorías y grupos de artefactos apreciamos la última posición que ocupa la prueba de lanzamiento de peso en categoría cadete con 550 puntos. Le sigue el disco en la misma edad. En el otro extremo el martillo y la jabalina seniors empatan a 822,5 puntos.

La inspección por categorías y grupos de pruebas, arroja la peor media para la categoría cadete (643,1 puntos) siendo la mayor (al igual que ocurre con los hombres) la categoría senior con 770 puntos.

Finalmente en el estudio por pruebas independientemente de las edades se aprecian unas medias muy homogéneas. Así el peso, entrega 677 puntos y el martillo gana con 743.

Para concluir en este análisis la media de todas las pruebas y edades en esta categoría femenina alcanza los 708,6 puntos.

De igual forma que ocurre con los hombres hay que mencionar el trabajo de muchos entrenadores españoles así como el plan especial del CEARD de León para explicar les mejoras experimentadas en los últimos años.

3. CONCLUSIONES

3.1 sobre el ranking

3.1.1 El ranking en categorías juvenil y júnior, destaca por la aparición de grandes promesas (Blanco, Moreno, Bugallo Ragonesi, Kintana, Toimil…) cuya progresión ha de verse tutelada por un programa singular. Los juveniles y júniors de la actualidad, deberán construir la base del equipo nacional dentro de dos ciclos olímpicos.

3.1.2 A veces de la sensación que los lanzamientos de los hombres van a más velocidad que en las mujeres. El estudio estadístico demuestra que, a pesar de que los hombres entregan mejor media (795,5 puntos contra 708,6), estos 86,9 puntos reales, nos están diciendo que las diferencias, en realidad, no son tantas entre sexos.

3.1.3 Vista la importancia del aprendizaje técnico en categorías menores, debe iniciarse a no mucha tardanza un programa de formación para nuevos entrenadores.

3.1.4 Dicho programa debería estar reforzado con ayudas tanto en material como en compensaciones económicas (por parte del club y/o federaciones autonómicas). Igualmente debería seguirse con el intercambio de experiencias con otros países (tanto para entrenadores noveles como con entrenadores con experiencia).

3.1.5 Dentro de los lanzamientos, urge establecer un plan singular para mejorar la jabalina, sobre todo en categorías promesa y senior. Actividades como las realizadas el pasado mes de noviembre en el CEARD de León se nos antojan imprescindibles para seguir mejorando los resultados.

3.1.6 El trabajo realizado a lo largo de los últimos 20 años en el seno del sector debe mantenerse. Intercambio de experiencias con otros países (ya citado), Reuniones Técnicas de entrenadores españoles, Seminarios, Congresos Especializados y otro tipo de actividades formativas, deben constituir la base de la nueva formación de técnicos españoles así como el intercambio de información entre los más destacados.

3.1.7 Si, finalmente, Madrid es elegida sede olímpica para 2020, todo lo anteriormente expuesto cobra, si cabe mayor importancia. La inyección de dinero por parte de estamentos públicos (CSD y otros) como privados constituirá la base del éxito en 2020.

3.2 sobre la evolución del sector

Hace ahora 21 años publicamos en la revista atletismo Español un artículo que hacía referencia a la progreso de la prueba de lanzamiento de peso. En él se analizaba de forma exhaustiva la transformación que experimentó tanto en categoría masculina como femenina. Se observaba cómo, a pesar de que la primera marca no mejoraba (recordemos que en aquellos momentos el récord lo ostentaba Martín Vara con 18,45m, mientras que la mejor marca la poseía el entonces júnior Manolo Martínez con 18,14m), sí lo estaba haciendo la media de las 5 y las 10 mejores registros. Ya ha pasado mucho tiempo desde entonces. En la actualidad, por ejemplo, con 18,14 ocuparía la quinta posición. Se puede observar, además, que la décima marca actual está por encima de las medias de entonces…

La misma tendencia se observa con las mujeres, a pesar de que la diferencia no es tan acusada como con los varones. No obstante hay que reseñar que el avance del lanzamiento de peso a nivel mundial ha ido bajando a lo largo de los últimos años hasta estabilizarse en unas marcas por debajo de las de aquella época.

Obsérvese, por ejemplo, el ranking mundial junior femenino de 1992. Las cinco mejores marcas de esa temporada fueron: 19,63m, 19,23m, 19,00m, 18,63m y 17,59m mientras que las cinco mejores marcas de la pasada temporada en la misma categoría han sido: 17,15m, 17,10m, 17,07m, 16,97m y 16,87m respectivamente. Podemos advertir pues que, a pesar de la tendencia que se observa a nivel mundial, nuestras lanzadoras de peso han hecho avanzar las medias.

 

año HombresMedia 5 mejores LANZAMIENTO DE PESO Temporada 2011-12
1982 16,63   ranking hombres
1983 16,84   1 20,06
1984 16,92   2 19,09
1985 16,93   3 18,71
1986 16,99   4 18,45
1987 16,45   5 18,00
1988 16,43    
1989 16,38    
1990 17,25    
1991 17,19    
1992 17,30    
2012 18,93   MEDIA 18,93

 

año MujeresMedia 5 mejores LANZAMIENTO DE PESO Temporada 2011-12
1982 12,77   ranking mujeres
1983 12,95   1 17,99
1984 13,36   2 16,16
1985 13,38   3 15,46
1986 13,87   4 15,35
1987 13,66   5 14,70
1988 14,47    
1989 14,72    
1990 15,03    
1991 15,43    
1992 15,85    
2012 15,93   MEDIA 15,93

 

En general, las mejores marcas así como las medias, en todas las pruebas, han ido subiendo y podemos afirmar que, existe un grupo de hombres y mujeres realmente competitivos a nivel internacional. Baste considerar la aportación del sector de lanzamientos en las últimas Copas de Europa por selecciones nacionales. Por tanto podemos afirmar con rotundidad que el trabajo realizado según el modelo de sector propuesto por Carlos Burón por todos los entrenadores especializados de nuestro país, ha dado como resultado la aparición de estos grandes lanzadores/as españoles/as.

Por otro lado el último programa de tecnificación iniciado hace tres años con las categorías juvenil y júnior ha promovido que, en la actualidad, exista un grupo de atletas francamente interesante que nos permite pensar que el futuro de los lanzamientos españoles va por buen camino (Bugallo, Moreno, Blanco, Kintana, Toimil y otros).

Resulta evidente que debe darse continuidad a lo que ha demostrado su eficacia. Seguir potenciando los núcleos de entrenamiento periféricos (por ejemplo el de Pamplona, Alicante, Bilbao, Castellón, Pontevedra, Valencia, Madrid, Vigo, Coruña, Málaga, San Sebastian, Mataró, Zaragoza) al margen de los “oficiales” de León, CAR de San Cugat o la Blume de Madrid, debería ser una directriz-objetivo imprescindible. Del mismo modo que inexcusable es, iniciar y consolidar otros núcleos con entrenadores jóvenes que estén en condición y disposición para aprender y formar a futuros lanzadores.

También se hace necesario mantener el proceso de formación-tecnificación de los más jóvenes a través del programa de captación de talentos que patrocina el CSD incluso en edades más tempranas y bajo otro formato (aunque esto no es objeto de análisis del presente artículo). Por supuesto afianzar el programa de tecnificación en el CEARD de León con juveniles y júniors es esencial para “conducir” al futuro equipo nacional a mejores resultados.

Con todo la participación de técnicos en todo este proceso formativo es básico Si no hay un buen técnico no puede haber un gran deportista. Esto exige dedicación y la dedicación requiere tres cosas. La primera es la compensación económica, la segunda es la tranquilidad de sentirse seguro en su labor y la tercera son los medios adecuados. Es muy probable que se le conceda a Madrid la organización de los Juegos Olímpicos del 2020. Si esto sucede, se tendrá que invertir y mucho en los apartados antes mencionados.

Por tanto y a modo de resumen tendríamos:

  1. CONSOLIDACIÓN Y REFUERZO DE LOS NÚCLEOS EXISTENTES
  2. INSTAURACIÓN DE NUEVOS
  3. CAPTACIÓN DE NUEVOS TALENTOS (ACASO MÁS JÓVENES Y CON UNA TIPOLOGIA ADECUADA)
  4. MANTENER EL PROGRAMA FORMATIVO CON LOS JUVENILES Y JÚNIORS (CERAD León).
  5. MEJORAR-MODIFICAR EL SISTEMA DE AYUDAS (BECAS) A LOS MEJORES LANZADORES, TENIENDO EN CUENTA QUE, UN/A LANZADOR/RA ALCANZAN, EN GENERAL, SUS MEJORES REGISTROS ALREDEDOR DE LOS 28-29 AÑOS…(recordar que un lanzador necesita de 8 a 9 años como mínimo para formarse)
  6. APOYO DECIDIDO Y FIRME A LA FIGURA DEL ENTRENADOR

Faltan siete años para Madrid 20’ y debemos sentar las bases de mejora y afianzamiento en un sector que ha alcanzado, hasta el momento, notables y, en algunos casos, grandes registros. Este es el momento, esperar supone un riesgo innecesario que puede ocasionar que no se llegue a tiempo a las próximas citas olímpicas.

Castellón, 26 de abril de 2013
Fdo: Antonio Simarro Rius
(Adjunto de contenidos del sector de lanzamientos españoles)

ESTUDIO RANKING MUJERES 

ESTUDIO DE LOS LANZAMIENTOS ESPAÑOLES – Categoría masculina (parte 1ª)

Antonio Simarro,
Adjunto de contenidos del sector de lanzamientos

Uno de los principales problemas a los que se enfrenta un/a entrenador/a cuando inicia un proceso de entrenamiento con un atleta joven, es determinar cuál es su nivel deportivo real. Éste suele venir determinado, de entrada, por la consecución de una marca mínima. Por lo tanto si la consigue el/la entrenador y el/la atleta pueden pensar que ya tiene un cierto nivel, “ya tiene la mínima”. A partir de aquí empiezan a plantearse las primeras dudas, ¿tiene buenas perspectivas de futuro? Ha sido finalista, pero, ¿podrá conseguir mínimas para eventos internacionales? Ha conseguido una medalla, pero, ¿en un encuentro de categorías menores, alcanzará un buen resultado?
En efecto, después de la medalla, participa en un encuentro internacional y su actuación resulta ser mediocre.
Estas y otras cuestiones han hecho que algunos entrenadores, a lo largo de estos últimos años, nos planteemos la posibilidad de tener una referencia válida que nos permita evaluar de forma dinámica la evolución del rendimiento de nuestro alumno/a y poderla comparar con el nivel real del atletismo internacional. En este sentido, el anterior responsable de lanzamientos, Carlos Burón ya hizo unas primeras tablas cuyo objetivo fue la “catalogación” de los lanzadores españoles por niveles.

Por otra parte, también algunos entrenadores, nos hemos hecho la gran pregunta: ¿qué nivel tienen los lanzamientos españoles? ¿El proyecto de sector del hasta ahora responsable que comenzó con la década de los 90’ y acaba de finalizar, ha dado el resultado esperado?

Para responder a estas preguntas se ha realizado un profundo estudio de nuestro ranking histórico en todas las categorías, se han consultado el ranking europeo y mundial de esta temporada y de otras. También los resultados de las mejores competiciones continentales. El resultado ha sido la elaboración de unas tablas que abarcan los cuatro lanzamientos, las cinco categorías (de cadete a senior) y, evidentemente, los dos sexos. Las tablas, por tanto, están divididas por sexos, categorías y pruebas y pretenden establecer o constatar la realidad de los lanzamientos españoles comparados con un hipotético nivel mundial. Responden a la pregunta, por ejemplo, de: “mi atleta ha quedado campeona de España juvenil en lanzamiento de martillo con 55,40m ha competido en un encuentro frente a Francia, Italia y Alemania a dos por prueba y ha quedado la 6ª. Además la que ha ganado ha lanzado 63m”. ¿Qué nivel real tiene? ¿Cuánto ha trabajado mi atleta para alcanzar este resultado y cuánto tiene que trabajar para ponerse en un nivel europeo?

Se han elaborado unas tablas, cuyos valores vienen agrupados por grados. Así comienzan por el nivel REGIONAL, indica que el deportista no alcanza el registro mínimo para poder participar en un campeonato nacional. Le sigue el NACIONAL II, que viene a ser la marca mínima que se solicita para competir en un nacional. A continuación aparece el escalón NACIONAL I en él se desenvuelven aquellos atletas que pueden ser finalistas y/o luchar por medallas. Más adelante aparece el nivel EUROPEO BASE; este indica que se puede hacer un papel aceptable en un encuentro, o que se puede participar, por ejemplo, en una Copa de Europa de lanzamientos de invierno o en unos Iberoamericanos. Tenemos, a continuación, el valor INTERNACIONAL que presupone para el atleta que lo consigue la posibilidad de participar en Campeonatos de Europa e incluso en Mundiales (en categorías inferiores deberá entenderse como nivel de atleta y capacidad de progreso futuro). Le sucede el nivel OLÍMPICO que viene a explicar que, quien lo consiga, puede participar en cualquier Campeonato intercontinental y, posiblemente, alcanzar plazas de finalista. Por último nos encontramos el nivel MUNDIAL. Son los/as mejores, deben aspirar a una medalla en cualquier competición.

Hay que hacer constancia que las marcas han estado elaboradas con los artefactos que están vigentes en la actualidad (ver tabla), lo que ha supuesto una dificultad añadida, ya que, por ejemplo, en categoría juvenil femenina se ha bajado para el peso y el martillo a 3kg.
Las marcas con las que aparecen los atletas en cada cuadro pueden no ser exactamente las que han conseguido pero se encuentran dentro de ese nivel de registro, por lo que entregan la puntuación correcta.

A cada marca se le ha asignado una puntuación. Comienza por 350 puntos (podría comenzar por 1 punto, pero, dado que no se incluye el nivel inicial o provincial, estas puntuaciones quedarían reservadas para ellos). El nivel 500 coincide con el arranque del nivel nacional I, el 700 con el nacional II, el 800 con el europeo base, el 1000 con el internacional, el 1200 con el olímpico y el 1550 con el mundial.
Por lo tanto un/a atleta puede conocer de forma instantánea cual es su nivel y cuantos puntos tiene (de hecho en el archivo Excel existe una pequeña aplicación en la que a cada marca que se anota en una casilla, entrega la puntuación (en la casilla contigua) de forma automática.

El segundo objetivo de este trabajo ha buscado hacer un chequeo a nuestros lanzamientos. Para ello se han incluido a los/as cuatro mejores lanzadores/as españoles en cada categoría y sexo. No se ha incluido a un atleta en una categoría superior, excepto en la senior. Por ejemplo, Aranza Moreno, una de nuestras mejores jabalinistas y con una capacidad de mejora (de la mano de Feijoó) impresionante, solo aparece en su propia categoría, la juvenil con 1500 puntos y nivel internacional y en la absoluta con 730 y nivel nacional I.

Según reza en las consideraciones al Ranking nacional en su punto cuarto LOS ATLETAS EXTRANJEROS CON LICENCIA NACIONAL MENORES DE 18 AÑOS (ES DECIR DE LA CATEGORÍA JUVENIL O INFERIOR Y ALGÚN JÚNIOR QUE NO HAYA CUMPLIDO 18 AÑOS EN LA FECHA DE CONSECUCIÓN DE LA MARCA) FIGURAN EN EL LISTADO GENERAL DEL RÁNKING, TAL Y COMO SE ACORDÓ EN LA ASAMBLEA GENERAL 2005, CELEBRADA EL PASADO 15 DE ENERO EN LOGROÑO. Por lo tanto, estos atletas extranjeros incluidos en clubes españoles se han incluido en ellas (por ejemplo el atleta peruano Jean Piero Ragonesi).
Podrían haberse incluido los atletas Lois M. Martínez (l. Disco 63,86m) y Yioser Toledo (l. Peso con 19,35m) que están a la espera de obtener la nacionalidad pero, finalmente, no se ha considerado.
Citar, para acabar con los preliminares, que este análisis se ha relacionado al ranking de la temporada pasada excepto en categoría absoluta que está actualizado a marzo de este año. Se incluyen pues, los excelentes registros de Borja Vivas en l de peso con 20,30m y los no menos espectaculares 69,50m de Laura Redondo en l de martillo que ha igualado el récord nacional.
Por último se han establecido los siguientes formatos condicionales para hacer más agradable la lectura: hasta 699 puntos color rojo, de 700 a 999 puntos, color azul; de 1000 a 1500 puntos, color azul y 1550 puntos, color negro.

Dado que este estudio estadístico resulta muy extenso, se ha divido el artículo en dos entregas. En la primera analizaremos la categoría masculina y, en la segunda entrega, la femenina y la comparativa por sexos y las conclusiones finales.
Conviene reseñar, para terminar, que hablar de nivel olímpico en categorías cadete y juvenil, se nos antoja muy atrevido. Estamos constatando que un/a cadete de nivel máximo tiene, estadísticamente, pocas posibilidades de convertirse en un/a atleta olímpico verdadero. Igualmente, en categoría juvenil, aunque aquí las posibilidades de mejora son ligeramente mayores. No sucede esto en la categoría júnior. Hemos podido observar que un atleta de esta edad, puede y debe alcanzar grandes registros si quiere pensar que puede convertirse en un atleta de élite (como por ejemplo Manolo Martínez 19,53m con la bola de 7,260kg en categoría júnior y 21,47m en categoría senior, lo que supone una mejora de alrededor de un 10% -interesante dato para poder hacer, en un futuro, previsiones de mejoras de registros -)

 

1. -CATEGORÍA MASCULINA

1.1 Categoría cadete

En la categoría cadete hay que decir que la principal preocupación del entrenador y del atleta debería ser aprender e intentar fijar el modelo técnico. Además de esto, alcanzar una buena condición física y un buen aprendizaje del trabajo con alteras serían los objetivos secundarios. Dicho esto se observa que ningún lanzador alcanza la categoría “internacional” aunque debemos insistir que esto no es lo más importante. Destaca J Ocaña en l de peso que alcanza los 970 puntos.
Por seguir con el ejemplo de Manolo Martínez, en categoría cadete con 15 años lanzó 15,35m pero con 5kg lo que le hubiese situado con 4kg alrededor de 16,80 otorgándole la categoría de internacional.

1.2 Categoría juvenil

En la categoría juvenil comienza a tener más importancia la condición física (hay que tener en cuenta el incremento del peso de todos los artefactos) pero sigue siendo imprescindible la consolidación del modelo técnico. El hecho de que aparezca un lanzador en los niveles superiores no debe ser en sí un objetivo (ya que mantenerse a lo largo de todas las categorías será difícil) pero no por ello hay que restar importancia al esfuerzo atleta y por supuesto a la labor del entrenador. El ejemplo más claro lo encontramos en M A. Blanco que se asienta claramente en el máximo nivel con unos registros en lanzamiento de martillo (75,55m) fuera de lo común. Afortunadamente se encuentra en manos de Llorenç Cassi con lo que su futuro está en buenas manos. Igualmente Pablo Bugallo en lanzamiento de jabalina obtiene un formidable registro: 70,10m, lo que equivale a 1180 puntos y le acercan al nivel olímpico. En esta categoría aparece el ya mencionado Ragonesi que se sitúa claramente en dos pruebas (peso 19,50m y disco 58m) en los grados más elevados, aunque desaparecería esta temporada ya que pasa a categoría júnior.
Como se verá en las tablas adjuntas, el martillo es la especialidad que goza de mejor salud ya que, a pesar de que Cristian Ravar no es en este momento español, el promedio obtenido por los cuatro es muy alto (1060 puntos). La media de todas las especialidades se fija en 875 puntos siendo la segunda por detrás, afortunadamente, de la senior.
Manolo lanzó con 17 años 17,90m pero con la bola de 6kg lo que hubiese supuesto alrededor de 19,30 con la de 5kg colocándole en el nivel olímpico.

1.3 Categoría júnior

Tal como se ha dicho anteriormente, esta categoría resulta ser clave. En efecto la capacidad de mejora de un atleta júnior viene determinada por las marcas que obtenga en esta categoría. O dicho de otro modo, si un atleta ha de ser bueno en categoría senior, es casi seguro que lo ha de ser aquí. El modelo técnico acaba por fijarse en estas edades y la condición física ha de ser muy importante (no olvidemos que los artefactos siguen subiendo de peso). Destaca Alejandro Noguera (dirigido por Antonio Lora) quien ha obtenido un registro muy notable en lanzamiento de peso (19,55m con 1110 puntos y categoría internacional). Sergio Guijo en lanzamiento de martillo con unos interesantes 69,05m alcanza los 1050 puntos y la misma categoría que Noguera. También destaca pero por el lado negativo los registros de jabalina. Se observa que, en esta especialidad, el mayor estadio lo alcanza NOUALI con 61m fijando su registro en 620 puntos y nivel nacional II.
Por grupos de pruebas, el lanzamiento de martillo gana con una media de 900 puntos mientras que la jabalina solamente alcanza los 550 puntos de media siendo la peor (junto con la jabalina juvenil) de todas las especialidades y categorías…
Manolo lanzó con 19 años 19,53m pero con la bola de 7,260kg lo que hubiese supuesto alrededor de 20,70m con la de 6kg apostándole claramente en el nivel mundial.

1.4 Categoría promesa

La constante mejora de la condición física ha de ser un arma básica para seguir mejorando (recordemos que en esta categoría terminan los ajustes en cuanto a peso de los artefactos). La técnica individual debería estar completamente fijada.
Sobresale en esta categoría el atleta Javier Cienfuegos quien, en lanzamiento de martillo, está en la cota más alta (76m y nivel olímpico). El también martillero Pedro J. Martín alcanza un buen registro (67,20m con 830 puntos y nivel europeo base) máxime teniendo en cuenta que, para la presente temporada continua dentro de esta categoría (Ambos atletas entrenados por Raúl Jimeno). Por lo demás tanto las medias como los registros individuales descienden considerablemente. Habría de tenerse en consideración este fenómeno que viene acompañado con un abandono acusado de la práctica deportiva (pero este podría ser objeto de un estudio a parte). La media de toda la categoría es la segunda más baja (714 puntos) a más de 150 puntos de la categoría senior.
Manolo lanzó con 23 años 20,27m emplazándole nuevamente en el nivel mundial.

1.5 Categoría senior

Afortunadamente para los intereses del atletismo nacional, la categoría senior (acumulando atletas de otras categorías) alcanza buenas medias y cuenta con buenos atletas. Tenemos en el máximo nivel a Frank Casañas en disco (67,74m, 1550 puntos y nivel olímpico). Debería estar en el mismo nivel otro formidable atleta de la misma especialidad. Nos referimos a Mario Pestano quien, en la misma prueba, ha estado en los últimos años (de la mano de Luís Lizaso) en el “top ten” mundial. Merece especial consideración Borja Vivas (entrenado por Tomás Fernández) quien, recientemente, ha alcanzado un esperanzador registro en lanzamiento de peso con 20,30m que le otorgan 1120 puntos y nivel internacional. Finalmente el ya citado Javier Cienfuegos con 1080 puntos y el mismo nivel cierran los atletas más destacados. Por grupos de pruebas sobresalen el disco con 1155 puntos de media (la mejor de todas las especialidades y sexo) y el lanzamiento de peso con 912,5 puntos. Nuevamente es la jabalina quien con 655 puntos entrega la puntuación más escasa. Por último y por categorías, la senior se sitúa, como se ha venido diciendo en cabeza con 884 puntos (ver cuadros adjuntos).
Manolo lanzó con 28 años –de nuevo un interesante dato para constatar la capacidad de mejora de un lanzador en relación con su edad y a las becas que otorga la RFEA- su mejor registro (actual récord de España) con 21,47m lo que le hubiese situado rotundamente en el nivel mundial, disputando medallas y, como todos conocemos, alcanzándolas de la mano siempre de su entrenador Carlos Burón…

1.6 A modo de resumen

Si se analizan los resultados (promedios) por categorías y grupos de artefactos se constata que la jabalina júnior es la prueba que entrega la peor puntuación (547 puntos). El peso en categoría promesa le sigue (592,5 puntos). Probablemente sea debido, en parte, al mayor y definitivo peso de los artefactos, aunque es probable que el abandono por falta de incentivos y motivación sea otra de las causas importantes a tenerse en consideración. Por su parte la el martillo juvenil sobresale con más de 1000 puntos, aunque es la senior de disco quien sobrepasa los 1150 puntos (puntuación de primerísimo nivel mundial).

Si, a continuación, lo hacemos por categorías y grupos de pruebas, se verifica que la categoría cadete entrega la menor puntuación (706,5 puntos) siendo la senior quien alcanza el primer puesto con 886 puntos.

Finalmente en el estudio por pruebas independientemente de las edades el lanzamiento de jabalina se sitúa en el furgón de cola (679 puntos). Alcanza la mejor puntuación el lanzamiento de martillo con 863 puntos, seguido muy de cerca por el de disco con 844,5 puntos.

Para concluir en este análisis la media de todas las pruebas y edades en esta categoría masculina alcanza los 795,5 puntos

Ha de tenerse en consideración las marcas en categorías juvenil y júnior como consecuencia del éxito de muchos entrenadores españoles (Idoia Mariezcurrena, Javier Bugallo, Santi Ferrer, Manuel Alique, José Manuel Hermida y otros) además del programa especial que se está llevando a cabo en estos últimos años en el CEARD de León tutelado por C .Burón.
.

1.7 Anexo tablas de referencia

Peso de los artefactos reglamentarios vigentes en este momento (temporada 2012-13)
HOMBRES

 Artefacto/
categorías
 CADETE  JUVENIL  JÚNIOR PROMESA SENIOR
 PESO  4kg  5kg  6kg  7,260kg  7,260kg
 DISCO  1kg  1,5kg  1,75kg   2kg  2kg
 MARTILLO  4kg   5kg   6kg  7,260kg   7,260kg
 JABALINA  600g  700g   800g   800g   800g

Peso de los artefactos reglamentarios vigentes en este momento (temporada 2012-13)
MUJERES

 Artefacto/
categorías
 CADETE  JUVENIL  JÚNIOR  PROMESA  SENIOR
 PESO  3kg  3kg  4kg  4kg  4kg
 DISCO  800g  1kg 1kg 1kg 1kg
 MARTILLO  3kg 3kg 4kg 4kg 4kg
 JABALINA  500g 500g 600g 600g 600g

 

Castellón, 26 de abril de 2013
 Fdo: Antonio Simarro Rius
 (Adjunto de contenidos del sector de lanzamientos españoles)

ESTUDIO RANKING HOMBRES

Estudio lanzadores Antonio Simarro

Hace unas semanas Manolo me propuso poner en marcha una página Web dedicada única y exclusivamente a nuestro sector, a los lanzamientos. Contactó conmigo sobre el asunto y convinimos en insertar un artículo que se publicó hace unos años en la revista electrónica “Atletismo Español”.

Dado que la idea es (y así lo he hecho) ir actualizando los valores de nuestros atletas, lo lógico es empezar por el principio, es decir, por la temporada 2011-12.

Así pues en esta primera entrega aparecerá la justificación del estudio, así como todas las tablas sobre las que se apoya.

Cuando el lector inicie la lectura, ha de entenderla desde la perspectiva de haberse escrito hace ya algún tiempo. Así aparecen referencias a la lesión de Mercedes Chilla (afortunadamente olvidada) o a que Yioser todavía no computaba porque era cubano…

Por tanto, lo realmente interesante es, o será, constatar si, a lo largo de las  sucesivas temporadas, ha ido apareciendo alguna mejora.

Esta tablas permiten comparar un lanzador cadete con uno senior (cosa interesante desde el punto de vista estadístico) por lo que hace referencia a su nivel abstracto de marca. Naturalmente siempre he defendido y defenderé que es incomparable el sacrificio que hace cualquier lanzador senior de categoría nacional con uno de categoría mundial cadete. Para mi, merece mayor respeto el primero por lo difícil, poco agradecido, recompensado y socialmente arrinconado que representa su trabajo, comparado con el éxito momentáneo de un joven de 15-16 años.

Hecha esta aclaración os adjunto el primer estudio. Próximamente aparecerá el de la temporada 2012-13 y así sucesivamente.

Saludos cordiales,

Antonio Simarro Rius